gallery/logo casa del alfarero
bienvenidos
gallery/logo_fb

Ayudar a las personas a encontar la salvación

gallery/logo casa del alfarero

Artículos de Fe
Creemos que hay un solo Dios vivo y verdadero, eterno; Creador y Conservador de todas las cosas: tanto visibles como invisibles. Y en la unidad de esta Deidad que son: Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

Creemos que el Hijo, que es el Verbo del Padre, verdadero y eterno Dios, de una misma sustancia con el Padre, tomó la naturaleza humana en el seno de la bendita Virgen; de manera que dos naturalezas completas y perfectas, se unieron juntamente en una Persona, para no separarse jamás, de lo que resultó un solo Cristo, verdadero Dios y hombre perfecto, que realmente padeció́, fue crucificado, muerto y sepultado, para reconciliarnos con el Padre, y para hacer expiación, no solamente por nuestra culpa, sino también por el pecado original.

Creemos que Cristo verdaderamente resucitó de los muertos y tomó otra vez su cuerpo, con todas las cosas pertenecientes a las perfecciones de la naturaleza humana, y ascendió́ al cielo y allí́ está sentado hasta que regrese a juzgar a todos los hombres en el ultimo día.

Creemos que el Espíritu Santo, que procede del Padre y del Hijo, es de una misma sustancia, majestad y gloria con el Padre y con el Hijo, verdadero y eterno Dios.


Creemos en la inspiración verbal y plenaria de las Sagradas Escrituras, conocidas como la Biblia, compuesta de sesenta y seis libros y dividida en dos testamentos , el Antiguo y el Nuevo. Creemos que la Biblia es la Palabra de Dios, la revelación total y completa del plan e historia de redención.
Creemos que la vida eterna con Dios en el cielo es una porción de la recompensa de los justos; y que el destierro eterno fuera de la presencia de Dios y el tormento eterno en el infierno son la paga de los que fueron persistentemente malvados (Mateo 25:46; Salmos 9:17; Apocalipsis 21:7-8).

Creemos que Jesucristo derramó su sangre para la expiación de los pecados pasados, para la regeneración de los pecadores arrepentidos, (Romanos 3:25; I Juan 3:5-10; Efesios 2:1-10).

Creemos, enseñamos y sostenemos firmemente la doctrina bíblica de la justificación solo mediante la fe (Romanos 5:1).

Creemos que Jesucristo derramó su sangre para la completa purificación del creyente justificado de todo pecado (l Juan 1:7-9).

Creemos en la santificación. Mientras la santificación es iniciada en la regeneración y consumada en la glorificación, creemos que incluye una obra definida e instantánea de gracia lograda por la fe subsecuente a la regeneración (Hechos 26:18; 1 Juan 1:9). La santificación libra del poder y dominio del pecado. Es seguida por un crecimiento que dura toda la vida por la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo (II Corintios 4:16; II Pedro 3:18).

Creemos que el bautismo Pentecostal del Espíritu Santo y fuego se obtiene por un acto definido de apropiarse de la fe de parte del creyente plenamente purificado, y que la evidencia inicial de la recepción de esta experiencia es hablar en otras lenguas según el Espíritu le conceda expresarse (Lucas 11:13; Hechos 1:5; 2:1-4; 8:17; 10:44-46; 19:6).

Creemos en la sanidad divina como se entiende en la expiación (Isaías 53:4, 5; Mateo 8:16-17; Marcos 16:14-18; Santiago 5:14-16; Éxodo 15:26).

Creemos en la inminente, personal, y pre-milenaria segunda venida de nuestro Señor Jesucristo, (l Tesalonicenses 4:15-17; Tito 2:13; II Pedro 3:10-14; Mateo 24:29-44), y amamos y esperamos su venida (II Timoteo 4:8).

Creemos que es la responsabilidad de cada creyente dedicar su vida a llevar a cabo la labor de la Gran Comisión (Mateo 28:18-20; Marcos 16:15-20; Hechos 1:8).

Nuestra misión es:

Mateo 28: 18-20



Alcanzar vidas con el evangelio de Cristo
Discipular para que ellos se conviertan en seguidores e imitadores de Cristo
Enviar a todas partes a donde el Espíritu Santo muestre el camino